viernes, 25 de marzo de 2011

Revista gratis por un año

Hoy me llama una persona muy educada con una gran cantidad de palabras aduladoras acerca de mi profesionalismo y mi reconocida trayectoria como profesional. Luego me dice que me he ganado un premio, de una gran publicación internacional y que este premio es gratis!, luego de seguir un buen rato con sus halagos para mi y para la revista, termina solicitándome un número de tarjeta de crédito para que yo pague una mínima contribución para poder "recibir mi regalo".
Definitivamente no hay nada regalado en esta vida, ya todos sabemos eso, cada que nombran "regalo" siempre hay que esperar unos minutos a ver de que se trata dicho regalo y por lo general se trata de un cobro oculto, bueno oculto al principio porque finalmente deben decirlo.
Me molesta el hecho de que me salgan que tengo un regalo pero que debo pagar para recibirlo. Increíble.
Lo único que hacen es hacer perder el tiempo a quien llaman.
Ojalá existiera una ley en contra de esta clase de mercadeo y si existe por favor díganmela para empezar a contestar mi teléfono y nombrarles dicha ley apenas me salgan con la misma.