martes, 15 de julio de 2008

Dios lo sabe todo






Es muy sencillo de entender al menos ahora, todos vivimos por alguna razón, el solo hecho de levantarnos cada mañana es ya algo. Debemos enfrentarnos a lo que nos pone en frente la vida, no sabemos exactamente a que vinimos, pero si que podemos hacer bien lo que hacemos. Si nos esforzamos cada día por ser mejores personas, por hacer las cosas impecablemente, con honradez, honorabilidad y todas las buenas virtudes de verdad que estamos viviendo. El que ha hecho el bien alguna vez entiende a lo que me refiero. Si nunca ha hecho el bien, inténtelo, 1 vez y si lo que le hace sentir no es placentero entonces usted si es un verdadero demonio creado para hacer maldad. Pero hasta el momento se sabe que cualquier persona que haga algo bueno siempre obtiene una recompensa divina, muy adentro en su corazón, es mejor que recibir dinero o cosas materiales, es una sensación de satisfacción que llena.


No hay de que preocuparse sino de vivir bien, el resto lo va trayendo la vida misma. Dios no deja que las cosas pasen al azar, nos dió la voluntad de poder cambiar nuestra vida, cada momento podemos hacerlo, basta con tener el deseo de hacerlo y efectivamente hacerlo.

No sabe que cosas son buenas? por ejemplo levantarse muy temprano y hacer un buen estiramiento, prepararse un desayuno bien nutritivo con frutas (eso es hacer algo bueno con su cuerpo), dar buenas opiniones a las personas que se lo soliciten (sin decir mentiras, solo extractando lo que sea bueno), agradecer los favores recibidos de forma sincera, evitando problemas o cruce de malas palabras con personas que le busquen pelea, diciendole a las personas que quiere que las quiere, etc. Muchísimas formas de vivir bien, ser feliz y hacer lo que de verdad vinimos a hacer a este mundo. Disfrutar la vida.