viernes, 7 de octubre de 2011

Mundo virtual y mundo real.

 

netalone

Se da cuenta que entre más poderoso es nuestro teléfono inteligente o nuestro tablet, más nos desconectamos de nuestro entorno?
Podemos pasar horas mirando nuestro dispositivo en lugar de mirar alrededor, de hablar con las personas que nos acompañan, de hacer nuevos amigos.
Entramos a un nuevo mundo, aunque ya no tan nuevo, todos lo conocemos, "el mundo virtual". Estamos dentro de este mundo virtual y poco a poco este mundo nos aleja más del "mundo real".
¿Acaso no ha recibido usted ya reproches de sus amigos o familiares porque en una reunión usted está más preocupado por lo que sucede dentro de su dispositivo inteligente que lo que sucede en dicha reunión?
No es para nada malo tener estos dispositivos que nos mantienen "en línea" con las noticias del mundo y con nuestros amigos distantes. Pero debemos aprender a manejar nuestro mundo real contra el mundo virtual, no los podemos mezclar y mucho menos reemplazar el real con el virtual.
Debemos organizar bien nuestras actividades y tener tiempos "offline" o "desconectados", porque se necesita, es necesario para seguir viviendo en la realidad.
El internet es un poderoso adictivo para nuestra mente, algunos se conectan por los juegos, otros por las noticias, otros por las redes sociales y por infinidad de herramientas que cada persona puede encontrar para si mismo dentro del www. Es tanto así que en algunos países ya se considera como una enfermedad estos estados de dependencia extrema del internet, es cierto y cada día aumentan los casos.
Pero eso es simplemente un descuido de nuestra mente, cada uno de nosotros tiene el poder, para vencer esta "enfermedad" y cualquier otra, es fácil, basta con aceptar inicialmente que tan dependientes estamos del internet o de alguna herramienta online, luego hacer un plan de "desintoxicación", poniéndole un horario estricto y único. Es fácil y somos lo suficientemente inteligentes para hacerlo. Luego de que ya dominemos tranquilamente ese horario, nos daremos cuenta que podemos mantener un ritmo de uso del internet moderado y/o adecuado, sin que nos afecte nuestra vida real.
Repito, es muy fácil de hacerlo y es gratis!!!, basta con tener la voluntad de hacerlo.

 

Puede compartir este blog libremente.

No hay comentarios: